|+
Review / Los Caballeros del Zodíaco: La Leyenda del Santuario... Demostrarán, una vez más, su infinito valor.
Sin spoilers. Saint Seiya siempre fue un asunto muy importante para mí... Y la espera por una nueva película en los cines movilizó plenamente a mi niña interior.
    Fecha: 28 Sep 2014    
   Publicado por: Hika   

Cuando tenía, maso menos, 11 años, se estrenó en Argentina la película "Los Caballeros del Zodíaco: Contraatacan". En aquél momento "Los Caballeros" -como les decía- eran algo central en mi vida. Coleccionaba todo lo posible, veía la serie en todas sus repeticiones (bueno, la de la madrugada no) y trataba de estar al pendiente de todo lo posible, ya sea por revistas, la tele... Porque en aquella época no había internet como hoy, ni redes sociales... Nada.

En ése momento, se publicaba una revista (la mal llamada "oficial"), que poco antes del estreno, arrancó con una entrega de entradas para ver la película. Había que completar un cupón (el que está aca ilustrando) e ir a retirarlas... No fui. Bueno, no me pudieron llevar. Igualmente yo pensaba que era algo como una avant premiere y no, eran entradas gratis. Aunque a algo gratis no hay que decirle que no, ¿no? Y más si es de CDZ.

Pero bueno, más allá de eso, el día del estreno, recuerdo haber obtenido el permiso de mi mamá para faltar al colegio y, con el diario en mano, me dijo a qué cine y a qué función iríamos a ver la peli a primera hora. Era algo así como las 10:30 am del día del estreno, cuando ya estaba instalada en la sala del cine, con mi mamá y mi hermano menor, esperando que arranque de una buena vez la "Película de Abel". Recuerdo fuertemente que era la única chica en la proyección...

Puf, al día de hoy todavía me acuerdo de la emoción al arrancar las publicidades y sentir la película cada vez más cerca. Realmente CDZ era BIG DEAL para mí por entonces, ¿eh? Si me perdía el capítulo que emitían poco después de que yo volvía a mi casa de las clases, me agarraba una depresión que a veces terminaba en lágrimas, porque me era difícil esperar hasta la tarde para ver el capítulo. Y ni hablar de lo que eran mis carpetas, llenas de figuritas de la serie, especialmente de Hyoga. Incluso tenía un cuaderno muy de nenaza donde anotaba mis ideas sobre los personajes, y decía que personajes eran los que más me gustaban, y los que menos. Curiosamente de chica no me gustaba Deathmask de Cáncer, y hoy lo adoro... Bleh. Una crece.

Ésa "cosa", ésa emoción, ése sentir que sin duda era amor. Así sentía yo a Los Caballeros del Zodíaco, con amor. De verdad.

Los años pasaron, yo crecí, pero CDZ jamás desapareció de mi vida. En menor o mayor medida, ahí estaba. Por eso también inicié ésta página, allá por 1999. Hubo momentos más distantes que otros, pero justamente es por la relación casi real que tengo con ésta serie. A veces estás muchos años con alguien, y necesitás un espacio. O no. A mi me pasó, pero así como pasó, se fue. Y la web (osea, el Ice Planet) fue testigo de todo eso.

¿Para que escribí todo ese choclo? Bueno, es que justamente, yo lo que buscaba al ir al cine nuevamente era eso... Ése sentir.

Arrancó bien, ya que pude involucrarme bastante en el tema, gracias a la buena onda de Diamond Films (siempre agradecida a Pablo Arcadia por el nexo) pude involucrarme bastante en lo que fue la movida para traer la película al país (incluso me tomaron la sugerencia de entregar como regalo por entradas anticipadas unas tarjetas especiales), aportando mi granito de arena, por más mínimo que sea. Se sumó a todo eso, la buena relación con los Actores de Doblaje (los que ya conocía desde hace años) involucrados (que me di el lujo de conocer a Mario Castañeda y a Marcos Patiño, excelentes personas con quienes me alegra poder tener un trato cercano hoy en día)... Digamos que en la previa venía todo fabuloso. Es decir, si lo mismo me pasaba allá en 1996 hubiese estado llorando de alegría y gritando como la nena chiquita que era. Hoy en día no lloré ni grité, pero la emoción era igualitaria a esa reacción infantil, estuve contenta. Y ya eso sumaba.

El sentir estaba ahí... Esperé la película con mucha expectativa. Ya no me tiraba tanto el hecho de ir a ponerme en modo crítica de cine y evaluar trama o lo que sea, iba sinceramente, a buscar emocionarme.

El día finalmente llegó, fui primero a la función de prensa (a dónde sólo van los medios para hacer sus reseñas) gracias nuevamente a la amabilidad plena de Diamond Films Argentina y encontré lo que buscaba. El inicio fue muy entretenido, pero cuando Seiya dijo "Yo soy Seiya, el Caballero de Pegaso", algo dentro mío hizo crack... Ahí empezaba a asomarse lo que yo estaba buscando. Y cuando escuche el rugir de la motocicleta que sabía (gracias a los trailers) traía a mi amado Cisne, terminé de sentir todo eso que buscaba, al escucharlo decir "Polvo de Diamantes!" y terminar con su pose elegante. ¡Ahí estaba!

El doblaje jugó una gran parte en todo ésto, probablemente sin el doblaje la película hubiese tenido otro tipo de impacto en mí. Existieron momentos en los que sólo las voces me retrotrajeron a mis tardes de infante mirando la serie con el uniforme del colegio aún puesto, esperando ver que es lo que iba a pasar en ése nuevo episodio, o aquel que ya había visto 10 veces pero jamás me hartaba de mirar (eso que aún me sigue pasando hoy en día).

Creo que la película cumple en muchos aspectos, ya sea tirar de la nostalgia (aunque esto se lo otorgo más al doblaje que a la película en sí misma), o utilizar los recursos tecnológicos bastante bien; y falla en otros (sentí que le faltaron un par de minutos para terminar de cerrar ciertas cuestiones que quedaron un tanto sueltas y descolgadas).

Me parece que la gente que no está muy metida en lo que es Saint Seiya no va a terminar de entender del todo bien la producción, y eso puede resultar contraproducente. Los que sí sabemos, pudimos hilar mejor cuestiones que probablemente quedaron así a propósito para nosotros, pero pensando en un público más masivo y nuevo, no fue lo más acertado.

¿Lo que menos me gustó? La mutación de Saga. No digo bien cual así no le jodo nada a nadie. Si bien entiendo el por qué, me pareció muy mala. La falta de unos minutitos extras para darle más desarrollo a ciertas cuestiones.

¿Lo que más me gustó? La omnipotencia de los Santos de Oro. En ésta película te queda clarísimo que ellos realmente son la elite de la guardia de Atena y, sacando algunos casos ya típicos en el universo de SS, todos hacen un rol muy digno. El doblaje me encantó (si quieren leer mi opinión de cada uno, pueden leerla ACA) y me hizo emocionar. Hyoga en moto también, se juntaron dos de mis pasiones :P además, lo sentí más cercano a la primer versión del personaje, dónde era más antipático y distante.

Si realmente la TOEI apunta al éxito internacional de la película para seguir apostando por éste tipo de producciones, creo que es nuestro deber darle nuestro apoyo, no sólo por inercia, sino para colaborar a que Saint Seiya derrote al estigma de las cancelaciones o "pateadas a futuro". Andá a verla al cine, vas a pasar un buen momento, y más si vas con amigos que compartan tu pasión. Me tocó verla siempre rodeada de gente que gusta de la serie, y es un plus. Y si es a sala llena, mucho mejor aún.

Me resta agradecer y felicitar el trabajo realizado por Kora International en la traducción; a SDI Media de la mano de Mario Castañeda en la dirección por un doblaje de impecable calidad; y a todos los actores de doblaje involucrados por comprometerse a entregar un producto de calidad. Fueron los grandes culpables de que yo haya sido muy felíz en el cine.

Los invito a que de verdad se enfoquen a disfrutar de la experiencia, piensen que desde hace muchísimos años que no se ve una película de CDZ en los cines -de manera masiva como ahora- y es un momento para aprovechar. Fotos, comentarios, salidas... Todo se desencadena desde ir a ver una peli de tu animé preferido en el cine. Me pasó a mí, seguro te va a pasar a vos. O ya te pasó...

Porque como dije al principio, yo fui a buscar "ése" sentimiento... Y lo encontré.


Comparte la noticia en las redes sociales
|+


Saint Seiya "聖闘士星矢" es propiedad de Masami Kurumada/Shueisha/TOEI Animation/BANDAI. Todas las imágenes aquí expuestas lo son con fines meramente informativos y no se lucra con ellas. Saint Seiya "The Lost Canvas" es propiedad de Masami Kurumada/Shiori Teshirogi/Akita Shoten/TMS Entertainment. Saint Seiya "Episode G" es propiedad de Masami Kurumada/Megumu Okada/Akita Shoten. Saint Seiya "Saintia Shô" es propiedad de Masami Kurumada/Chimaki Kuorii/Akita Shoten.
Web íntegramente informativa. No se realizan transacciones de compra y venta en éste sitio web. Web de fans para fans.
Fundada en Febrero del año 1999
en Buenos Aires, Argentina.
Website propiedad de Hika (Cynthia Hajdinjak).
Colaboración en multimedia: Xellos (Juan Manuel Solari).

 

 
 
Volver Arriba