Sorrento de Sirena - ficha Pagina nueva 3

Sirena Sorrento


determinado y leal, sorrento cumple misiones tanto fuera como dentro del reino de los mares. Continuaría al lado de julian soro aún después de la batalla en el fondo de los mares.

Edad: 16 años
Altura: 1,78 metros
Signo: Virgo
Fecha de Nacimiento: 10 de Septiembre
Lugar de Nacimiento: Austria
Pilar vigilado: Océano Atlántico Sur

Sorrento es el primer general que se presenta en la serie:

En el Manga, llega hasta dónde Atena está pendiente del avance de la salud de los Santos de Bronce, en un intento para secuestrarla. Allí se encuentra con Aldebarán de Tauro, que hace todo lo posible para evitar que se lleve a la Diosa. Luego de la aparente caída del dorado, es la misma Saori quien obliga a Sorrento a guiarla al reino de los mares, dónde se encuentra con Poseidón.

En el anime, se muestra primero ante Hilda (con una voz de doblaje mexicano asquerosa, parece un duende con esa voz) y más tarde ante los santos de Atena, Hilda y Siegfried, con una encomienda del dios del mar. Esta consistía en llevar a Hilda y al dios a su reino. Siegfried comprende cual era la verdad sobre la lucha en la que se encontraba y se levanta contra el General Marino, quién rápidamente lo domina con la melodía de su flauta, obligando al dios guerrero a romperse los tímpanos, en vano, porque siguió matándolo lentamente con esa tonada. Tanto lo acorraló, que Alpha decidió una maniobra suicida para terminar con el general: llevarlo consigo hasta el espacio (al mejor estilo Shiryu con Shura). Funcionó a medias: la mano de Sorrento quedó atrapada en el pecho de Dubhe y fue llevado hasta cierta altura, hasta que el Marino se libera usando una ilusión que asusta al guerrero y se suelta totalmente usando su flauta, dejando morir solo a Siegfried.

Vuelve a aparecer cuando charla con Kannon de Dragón Marino, comentándole sus sospechas acerca de la verdadera causa de las luchas de los marinos contra los santos de Atena. Deja la charla cuando siente que los caballeros van acercándose a su pilar.

Shun es quién se topa con el en el Pilar, sorprendiéndose mucho de ver al general vivo. Sorrento le explica que es lo que pasó, y comienza la lucha. Sirena lo ataca con su tonada y hace ver totalmente inútiles a las Cadenas de Andrómeda, llevándolo al punto de perder parte de su armadura y dejar sus cadenas, para hacer su ataque final: la Tormenta Nebular.

Antes de ejecutarlo, Shun es ayudado por el canto de Atena, que lo libera del efecto de la tonada de Sorrento. Andrómeda intenta hacer que el general deje de luchar, adulándolo por la hermosa música que toca y que sólo podía ser generada por alguien de buenos sentimientos. El general no desiste e intenta matar al caballero con su música, pero el poder de la Tormenta Nebular se lo impide, derrotándolo.

Sorrento sobreviviría al ataque, y aparecería ante Kannon e Ikki (quienes estaban en medio de una lucha) interviniendo a favor del Fénix, atacando a su compañero con su música, casi matándolo. Se retira poco después de Ikki, diciéndole a Kannon que realmente no vale la pena, ni siquiera pelear con él.

Sobreviviría nuevamente al "derrumbe" del mundo de Poseidón, y aparecería frente a Julián Soro (ya no poseído claro) acompañándolo en el viaje que el magnate marino deseaba emprender para ayudar a los niños huérfanos a causa de las tormentas: Sorrento tocaría la flauta para todos ellos.

En la Saga de Hades aparecería por breves instantes, junto a Julián, cuando este es poseído nuevamente, por un breve instante, por Poseidón. El Dios deseaba ayudar a los Santos de Atena contra Hades, por lo que les envió las Armaduras Doradas a los Campos Elíseos, aprovechando la cantidad de cosmo que podía liberar pese a estar encerrado en el ánfora de Atena.

Una vez enviadas, el Dios vuelve a dormir, pero nos deja en claro que Poseidón aún posee voluntad sobre el cuerpo de Julián si así lo desea. Ya en una aparente normalidad, Sorrento y el millonario parten hacia otro sitio para continuar ayudando a los más necesitados.

. Descripción de Técnicas

Deddo Endo Shinfuoni - Dead End Symphony (Sinfonía de Muerte): toca una hermosa melodía con su flauta, pero detrás de esa bella tonada se esconde la muerte... Ataca directamente al cerebro, no pasa por los oídos, por ello es que para Siegfried fue inútil romperse los tímpanos, y para Shun intentar impedir que la melodía llegue a el cortando el aire con la velocidad de su cadena.

Dead End Climax (Clímax de Muerte): la tonada final de su ataque previo.

Barrera: con un movimiento circular de su flauta, crea una barrera que impide los ataques del enemigo.

. Mito de la Sirena

Sorrento representa a las Sirenas aladas, y Tethis, a las Sirenas Mitad Pez que conocemos.

Volviendo a algunos relatos antiguos, dice que en el año 558, se capturó una sirena en Irlanda del Norte, que traía consigo un caso insólito: había desaparecido con toda su familia por una inundación, y al pasar un año se había convertido en una sirena. Un día que cantaba en las aguas, unos pescadores la oyeron y fueron a ver, atraídos por el hermoso canto. La llevaron con su red a una pecera gigante para que todo el mundo pudiera verla. Le dieron el nombre de Murgen, que significa "nacida en el mar". Desde el momento de su hallazgo hasta después de su muerte, se la bautizó como "Santa Murgen" y le atribuían cientos de milagros.

Otro relato nos cuenta que una sirena visitaba seguido a un santo (desconocido) del cual estaba enamorada, en la Isla Sagrada de Iona. Quería obtener el alma de que las sirenas carecen, y para ello debía renunciar al mar. Al verlo imposible se marcha para nunca más volver. Sus lagrimas quedaron en la isla y se transformaron en guijarros que solo existen en la nombrada isla.

Las sirenas aparecen en los relatos más remotas (como las de la cultura de los filiseos y babilónicos). En sí, eran seres legendarios con el cuerpo mitad mujer (cabeza y torso) y mitad pez (de cintura para abajo). 

Eran hijas de Aquélo y según otras versiones de Forcis. En los primeros relatos las sirenas eran muy pocas, no más de dos u ocho, de las cuales solo se citan los nombres de tres: Leucosia, Ligea y Parténote. 

En mitos posteriores hay más sirenas y se citan otros nombres, que son: Peisínoe, Agláofe, Telxiepeia. 

Son deidades del mal, enemigas de los hombres, pero esta idea se fue modificando en mitos posteriores y hasta se les consideró bastante enamoradizas. Poseían una voz muy linda y cantaban mejor de lo que hablaban. La diosa Hera promovió una competencia entre las Musas y las Sirenas, las Musas vencieron y las Sirenas tuvieron que retirarse a Sicilia, en cuyas costas ejercieron su maléfico poder. 

Un dato curioso: en los primeros mitos las sirenas no son seres marinos, sino terrestres, con cabeza de mujer y cuerpo de ave; que aparecían en islotes y allí se convirtieron en los seres que conocemos actualmente. Un mito explica que fueron convertidas en pájaros después de ser derrotadas por las Musas. 

Volviendo a las sirenas que conocemos, todos los mitos concuerdan en que las sirenas atraen a los hombres con su canto, y si los hombres no saben resistir y acuden, ellas los matan.Un hombre que logró anular el efecto del canto de las sirenas, fue Orfeo gracias a la música de su Lyra.

Ulises también las nombra, diciendo que son unas ninfas que cantan maravillosamente, hechizando a quienes se detienen a escucharlas. El que se deje atraer por ellas tenía una muerte garantizada, y en las orillas eran donde se acumulaban aquellos que habían perecido. Durante una expedición, Ulises tuvo que colocar cera en los oídos de sus hombres (tal como le había indicado Circe) y se ató al palo mayor de su nave, ordenando que si el les rogaba que lo soltaran, que ajustaran mas las cuerdas. Gracias a ello, pudo oír sin peligro el canto de las sirenas. Tan poderoso era su canto, que varias veces rogó lo soltaran para poder ir con las ninfas pero sus hombres cumplieron las órdenes, pudiendo dejar las cercanías de la isla sin problemas.

El oráculo había determinado la muerte de las sirenas, cuando un hombre pudiera librarse del hechizo de su canto, y ese hombre fue Ulises. Cuando este se alejó, las sirenas se arrojaron al mar y desaparecieron para siempre.

Después otros mitos las resucitan pero convertidas ya en seres marinos que viven en el fondo del mar, que también intentan hechizar a los hombres con su canto.

Según cuenta la serie, las Sirenas cantaban para atraer a los marinos y matarlos (hasta devorarlos). A ello se debe que la música hermosa de Sorrento, traiga escondida a la muerte.

VOLVER A PERSONAJES


Saint Seiya "聖闘士星矢" es propiedad de Masami Kurumada/Shueisha/TOEI Animation/BANDAI. Todas las imágenes aquí expuestas lo son con fines meramente informativos y no se lucra con ellas. Saint Seiya "The Lost Canvas" es propiedad de Masami Kurumada/Shiori Teshirogi/Akita Shoten/TMS Entertainment. Saint Seiya "Episode G" es propiedad de Masami Kurumada/Megumu Okada/Akita Shoten. Saint Seiya "Saintia Shô" es propiedad de Masami Kurumada/Chimaki Kuorii/Akita Shoten.
Web íntegramente informativa. No se realizan transacciones de compra y venta en éste sitio web. Web de fans para fans.
Fundada en Febrero del año 1999
en Buenos Aires, Argentina.
Website propiedad de Hika (Cynthia Hajdinjak).
Colaboración en multimedia: Xellos (Juan Manuel Solari).

 

 
 
Volver Arriba